Logo

Av. Corrientes 127, Piso 5º, Of. 515 - C1043AAB, CABA, Argentina

(+54 911) 4314-1506 | 4314-0380 | 4311-7314

1857

Las aves de corral han sido desde 1857, fecha en que llegan las primeras a la Colonia San José en Entre Ríos traídos por Colonos Suizos, parte del paisaje rural y un importante complemento de la economía doméstica.

1945

Si nos situamos en 1945 ya había en Argentina una importante población de aves, con un concepto semi industrial, de explotación, con líneas de pedigree y algunas cruzas con doble propósito, la hembra para producción de huevos y los “gallitos” para consumo. Se los alimentaba con “mezclas” a base de granos y la explotación era a campo o semi libertad.

La comercialización estaba organizada a través de acopios y consignaciones representadas por personas u organizadas en cooperativas. El grueso de los productos acopiados convergían en el Mercado Concentrador de Aves y Huevos de la Capital Federal, donde tenían sus puestos los más importantes mayoristas.
En este sitio se preparaba la mayoría de la mercadería, se clasificaba y seleccionaba el huevo para consumo, se vendían vivos los pollos de cinco meses y 2,300 kg., las gallinas y los gallos como también otros tipos de aves. Para aquellos que lo solicitaban las aves se mataban y desplumaban; no se las evisceraba, se las vendía enteras.
En general los consumos no se medían, pero estimamos que no llegaban a 3 kg. por habitante año y menos de 80 huevos por persona, aunque a todo esto debería agregársele el consumo de producción doméstica.

1960

Con leve crecimiento y una progresiva organización en la producción esta estructura se extiende hasta el comienzo de los años 60. Para estos años llegan al país los padres de los pollos híbridos o como se los denominó en Argentina “pollos parrilleros” y esta denominación popular tiene que ver con que recién con estos pollos comenzamos a consumirlos asados a la parrilla y luego rostizados.
Cuando alguien dice “pollos eran los de antes, los de campo tenían otro gusto”, lo primero que hago es preguntarle ¿cómo los comía? porque todos los que comimos esos pollos lo hacíamos en guisos, tucos, pucheros y alguna vez al horno. A la parrilla eran duros, secos y flacos.

Por otra parte tengamos presente que el tipo de pollo que hoy comemos ya tiene 50 años en el mercado, por lo tanto aquel recuerdo es un patrimonio de lo que ya acusamos más de 60.

Por lo tanto, podemos situar alrededor de 1960 el nacimiento de la avicultura industrial en Argentina y desde ese tiempo que el sector, tanto en pollos como en huevos no ha parado de crecer, de equiparse y de mejorar continuamente el aseguramiento de la calidad e inocuidad de sus productos.

1963

Con las líneas híbridas (Tompson, Arbor Acres, Cobb, Pilch, Ross) llegaron los planos para la construcción de los galpones donde alojarlos y criarlos. Por aquel entonces eran gigantescas máquinas de incubar con capacidad para 100.000 huevos mensuales que ampliaban el parque existente de máquinas de 7000, 14000, 24000, y 60000.
Ya en 1963 las nuevas incubadoras se fabricaban en Argentina en la ciudad de Quilmes, donde el Ing. A. Franken desarrolló las incubadoras Famagro, que cubrieron la demanda argentina (hoy hay muchas funcionando) y se exportaron a toda Sur y Centro América.

Estas líneas genéticas de pollos demandaban de un alimento acorde con su capacidad de crecimiento por lo que este debía ser “balanceado” a las fábricas locales que producían para la industria existente (Vitosan, Ganave, Provita, Sagemuller, etc.) se incorporaron con tecnología, técnicos y nuevos conceptos las fábricas de Purina y Cargill.

1965

El consumo que era de 4 kg. año pasó a 8 kg. para 1965 y se situaba en 10 kg. en 1970. El pollo, un producto consumido en fiestas y ocasiones especiales, comenzaba a incorporarse a la dieta casi al ritmo de una vez por semana por familia. El precio se acercaba al de la carne bovina y para la gente era como tener acceso a un deseo postergado por años.
Los galpones brotaban, Entre Ríos era líder en la transformación y Buenos Aires descubría esta industria tanto en pollos como huevos, los cuellos de botella comenzaban a aparecer, el sistema comercial de acopio y Mercado Concentrador, no resistía la oferta pero tampoco resistía esta industria que ahora tenía costos y buscaba productividad y competitividad para ganar espacio frente a la carne roja.

La primer planta de faena de pollos concebida integralmente (había otras que se habían adaptado) para faenar, desplumar y eviscerar los pollos, fue San Sebastián, el cartel que anunciaba el emprendimiento decía que se construía una Planta de faena con una velocidad de 1.800 pollos por hora para en una segunda etapa llevarla a 3.600 pollos hora, un número que costaba aceptar y entender. Hoy el sector cuenta con 16 Plantas de faena con una velocidad de 10.000 pollos hora.

Otro cuello de botella grave para Entre Ríos era el traslado de su producción a los centros de consumo y como traer las materias primas para la elaboración del alimento o el alimento ya preparado. Todavía no había puente Zarate Brazo Largo ni el Túnel subfluvial Hernandarias, los caminos eran de ripio, el cruce se hacía en balsas el producto debía llegar en buenas condiciones.

1976/83

El crecimiento continuaba y ya en los 70 la producción se acercaba a los 12 Kg. por h/año. Más allá de esta visión positiva los crecimientos generaban importantes crisis, el sector estaba segmentado en su producción, razón por lo que era difícil proyectar su oferta, el consumo siempre fue elástico al precio y nos debíamos mover a la sombra de la carne roja.

En 1976 comienza el proceso de integración vertical, si se quería ser competitivo había que quemar rentabilidad en etapas y concentrar todo en el pollo terminado eviscerado, así entre 1976 y 1983 el sector quedó mayoritariamente integrado produciéndose los huevos fértiles, los pollitos BB, el alimento y tercerizando el cuidado y la guarda en los criadores integrados para luego faenar y comercializar el producto. Este nuevo concepto productivo que bajó aun más el precio al consumidor final consolidó el hábito, aumentó el consumo a más de 14 Kg. y llevó gradualmente un crecimiento constante y una profundización en la búsqueda de la productividad y competitividad.

La tecnología cambiaba a nivel mundial llevada por la genética de las aves y, los productos pollos y huevos se posicionaban como las proteínas animales de más bajo precio al público.

Argentina tomaba en los años 90 el desafío de incorporar la escala y la reconversión tecnológica, sin salida exportadora se dio el cambio y un proceso de concentración que dejó a muchos en el camino; el exceso de oferta llevó el consumo a 26 Kg./h/año.

2012/17

El abandono de la convertibilidad y políticas de apoyo a la producción nos permitió demostrar nuestra competitividad y niveles productivos, hoy estamos exportando a 70 países, el mercado interno consume 42 Kg. y crece la demanda, la producción de 2012 superará las 2.050.000 toneladas.

El sector pollos tiene en ejecución un programa de crecimiento con una tasa anual del 6% hasta el año 2017, aspirando a una producción de 2.500.000 toneladas, de las cuales 500.000 serán para exportación..

Las exportaciones del año 2012 llegaron a 335 mil toneladas de productos, el objetivo de 500 mil toneladas al 2017 es más que posible y seguramente deberá ser revisado para más, igual que el consumo interno al que deberemos situar en 44 Kg./h/año en el 2017.
Las empresas están invirtiendo y esta vez sí creemos que consolidaremos nuestro sector y nuestro lugar en el mundo.

Atrás quedaron los tiempos de veda al consumo de carne vacuna y la imposibilidad de exportar pollos, la llegada de los pollos “Mazorin”, el cierre de exportaciones de carne roja por la aftosa, la apertura en condiciones absurdas de las importaciones brasileras y chilenas, a todo esto nos sobrepusimos y aquí estamos mirando hacia adelante y aprendiendo del pasado.

No nos pasó a nosotros menos que a los argentinos en estos 60 años donde se han registrado tantos hechos, pero seguimos creyendo y aportando con nuestro espíritu, nuestro trabajo y nuestra fe por un país mejor.

MITOS
A comer pollo!!

Diez razones para incluir pollo en la alimentación de los niños desde pequeños

Aprende más

MITOS
¿Por qué es bueno consumir carne de pollo?

El Pollo es un ALIMENTO PROTECTOR debido a la cantidad y calidad de los nutrientes que aporta

Aprende más

MITOS
¿Porqué la carne de pollo es magra?

El pollo, a diferencia de otras especies que se destinan para el consumo de proteína animal, tiene los músculos pectorales adaptados al vuelo

Aprende más

MITOS
Mito de las hormonas en los pollos

No existe en el mundo hormona de crecimiento de pollo en forma comercial y ninguna otra hormona puede hacer crecer un pollo.

Aprende más

MITOS
Por qué el pollo de hoy es tan grande y puede seguir creciendo

La historia de la evolución de los animales domésticos se encuentra ligada con la del hombre.

Aprende más

MITOS
Qué comen y cómo se alimentan los pollos

Las aves por su sistema digestivo son clasificadas como monogástricos

Aprende más

MITOS
Porqué usted puede estar seguro del pollo que consume

La Industria Avícola Argentina se ha convertido en una de las más eficientes del mundo.

Aprende más

MITOS
A comer pollo!!

Diez razones para incluir pollo en la alimentación de los niños desde pequeños

1

Es una carne tierna que resulta ideal incorporarla entre los primeros alimentos, para complementar la leche materna a partir de los 6 meses de edad.

2

A su vez, resulta de fácil aceptación ya que su sabor es suave y agradable.

3

¡Es fácilmente combinable con otros alimentos, por ello permite crear una infinidad de platos atractivos para los niños!

4

Es fuente de proteínas, unos componentes necesarios para favorecer el rápido crecimiento y desarrollo de músculos, huesos y órganos propios de esta etapa.

5

Suministra grasas esenciales como el acido linoleico necesario para formar los componentes de las membranas celulares y la función normal de la piel.

6

Cuida desde pequeños el sistema cardiovascular debido a que en su calidad de grasas predominan las de tipo insaturadas.

7

Favorece el buen desarrollo y funcionamiento del cerebro, así como también, el rendimiento físico dado que es una fuente de hierro de alta biodisponibilidad.

8

Ayuda a reforzar las defensas del organismo debido a su contenido de zinc.

9

Suministra vitaminas B 3, B5, B6 y B 12 las cuales colaboran en funciones vitales como el aprovechamiento de los distintos nutrientes que se incorporan a través de los alimentos, la producción de sangre y el funcionamiento del sistema nervioso.

10

Es fuente de una buena cantidad de nutrientes a bajo costo.

Carne de pollo… Una carne blanca de excelente calidad nutricional para todas las edades: desde niños pequeños hasta adultos mayores.

FUENTE:http://www.cincap.com.ar/es_bueno_consumir_carne_de_pollo.php

Volver a Mitos

Por qué es bueno consumir carne de pollo

MITOS
¿POR QUE ES BUENO CONSUMIR CARNE DE POLLO?

1

Alto contenido de proteínas de excelente calidad

Incorporar proteínas cada día es indispensable para todos, y se requieren en mayor cantidad durante las etapas en las cuales los requerimientos de las mismas se encuentran aumentados: niños, adolescentes, mujeres embarazas y madres lactantes, así como también en personas que realizan deportes.

2

Bajo contenido calórico

Al presentar fácil remoción de la mayor parte de sus grasas, resulta una carne con bajo contenido calórico. La pechuga en particular, es el tejido muscular que se encuentra en mayor proporción en el pollo y es uno de los cortes de carne más magros del mercado.

3

Predominio de grasas saludables

Las grasas insaturadas presentes en la carne de pollo ayudan a proteger la salud del corazón. Entre ellas está el acido linoleico, un tipo de grasa esencial que no es fabricada en el organismo y por ello es necesario ingerirla a través de los alimentos que la poseen.

4

Amplia variedad de vitaminas y minerales

Como las vitaminas del complejo B necesarias para llevar a cabo importantes funciones en el cuerpo y minerales como el hierro que ayuda a transportar el oxigeno a todas las células, fundamental para el buen funcionamiento del cerebro y rendimiento físico; el fósforo forma parte de los huesos y dientes y el zinc esencial para los procesos de crecimiento y defensas del organismo.

El POLLO es un ALIMENTO PROTECTOR debido a la cantidad y calidad de los nutrientes que aporta

FUENTE:http://www.cincap.com.ar/es_bueno_consumir_carne_de_pollo.php

A comer pollo!!

Por qué la carne de pollo es magra

MITOS
POR QUÉ LA CARNE DE POLLO ES MAGRA

El pollo, a diferencia de otras especies que se destinan para el consumo de proteína animal, tiene los músculos pectorales adaptados al vuelo (los de la pechuga), estos le dan fuerza a los miembros anteriores (las alas) para cumplir con la función de volar.

En las otras especies animales, los miembros anteriores son utilizados para caminar, lo que motiva un gran desarrollo de estos miembros y los músculos pectorales más reducidos proporcionalmente.

En consecuencia, la estructura muscular de las aves es diferente, razón por la cual los músculos de la pechuga son de carne blanca y no tienen grasa entre sus fibras musculares.

El contenido de lípidos de la pechuga del pollo (sin piel) es de 1,2% mientras el de la pata es de 3,9% miembro éste que sí está adaptado para caminar. Para compararlo con un corte de carne bovina, por ejemplo, el lomo tiene 3,8% de lípidos.

De todas maneras el pollo tiene sus reservas de grasas, la evolución a través del tiempo se encargó de distribuirla en forma diferente.

La mayor cantidad de grasa la encontramos localizada debajo de la piel y en un panículo adiposo ubicado en el abdomen.

Estos 2 lugares de concentración de las grasas pueden ser removidas antes de su cocción, ya sea que se trate de pollos enteros o sus partes. Se quitan de este modo la mayor parte de los lípidos presentes en la carcaza del pollo, acción que se puede hacer manualmente.

Tabla de distribución de diversos tejidos en pollos parrilleros.

TEJIDOCorte/Porción Proporción respecto a CARCASA (%)
Tejido MUSCULAR 61,9
Pechuga 22,7
Muslo 15,2
Pierna 10,6
Miembro Superior 5,0
Otros 8,4
Tejido ADIPOSO 21,7
Abdominal (removible) 6,2
Piel + Subcutanea (removible) 9,3
Intermuscular 6,2
Tejido OSEO 16,4
TOTAL 100 %

Carden, et al, 1978.

La industria avícola argentina ha tenido un significativo avance para ofrecer un producto de primera calidad, basándose en cuatro pilares:

1

Genética:

el avance de la genética internacional permitió ir desarrollando líneas de aves de alta producción de carne, cada vez en menor tiempo de crianza y con menos demanda de volumen de alimento.

Como consecuencia de esa evolución, (1965-2000) en 35 años se obtiene un pollo con 600 gramos más de peso en 30 días menos de crianza y consumiendo 600 gramos menos de alimento por pollo.

2

Alimentación:

los pollos argentinos comen los mejores cereales del mundo, el 90% del alimento que consumen está compuesto por maíz (63%) y soja (27%).

Muchos países que producen pollos, reciben los cereales por barco, en Argentina los cereales van directamente del campo a los molinos productores de alimento.

En nuestro país todos los años se consume o se vende a otros países toda la cosecha, por lo que el cereal es siempre fresco. El resto del alimento lo componen, salvado de trigo, vitaminas, aminoácidos, minerales, gluten y pellets.

El maíz argentino, que es amarillo, tiene pigmentos naturales denominados xantófilas que se depositan en el tejido graso del pollo, por ese motivo se nota la piel y el panículo adiposo con ese tono tan apreciado por nuestro consumidor.

La soja, es una materia prima muy noble, que desde su incorporación constante a la dieta, mejoró la productividad de las aves de una manera sensacional.

3

Sanidad:

las aves tienen un estricto control sanitario preventivo. Se hacen planes de erradicación de enfermedades mediante normas de bioseguridad. La argentina erradicó con vacunación la Enfermedad de New Castle, reconocido por la Organización Mundial de Epizootias, todavía quedan muchos países contaminados con este virus.

4

Manejo:

la industria se encargó de adaptar las instalaciones de las granjas a la fisiología de las aves y el clima de nuestra región. Mediante una vocación mejoradora, de empresas y granjeros, las instalaciones incorporaron tecnología en aislamiento térmico, ventilación, calefacción, enfriamiento, sistemas de agua de bebida y alimentación. Esto permite un gran desarrollo del potencial genético del pollo, ya que al estar en confort expresa toda la carga genética que porta.

En Argentina, a diferencia del resto del mundo, el consumidor demanda un pollo grande, cuanto más grande mejor. Es muy rígido en este concepto.

Esto tiene ventajas y desventajas:

Entre las ventajas

del gran tamaño podemos mencionar: una mayor proporción de carne respecto de huesos, con un solo pollo se logran más cantidad de porciones en la mesa hogareña, su carne registra una mejor consistencia y destaca más intensamente su sabor.

Como desventaja

la búsqueda de este tamaño acumula más grasa subcutánea y mayor volumen del panículo adiposo abdominal. Esta es una consecuencia no deseada en la optimización de los 4 pilares y la satisfacción del tamaño.

Es el tema sobre el que trabajan permanentemente los especialistas y seguramente se mejorará año tras año.

El pollo como ventaja particular permite remover fácilmente esta grasa antes de su cocción.

Por qué es bueno consumir carne de pollo

Mito de las hormonas en los pollos

MITOS
MITO DE LAS HORMONAS EN LOS POLLOS

No existe en el mundo hormona de crecimiento de pollo en forma comercial y ninguna otra hormona puede hacer crecer un pollo.

La hormona de crecimiento del pollo es específica, producida por el propio pollo, solo puede hacer crecer a los pollos y no tiene ningún efecto sobre el ser humano, ni sobre ninguna otra especie. Las otras hormonas de las que tanto los profesionales como la gente sospecha son los estrógenos o cualquier hormona que pueda afectar el normal desarrollo sexual.

El pollo de hoy en día tiene un período de crianza muy corto, de alrededor de 50 días, logrando un crecimiento superior a los 50 gramos diarios, con un peso promedio a la faena de 2.600 gramos y un consumo de alimento aproximado de 5.200 gramos. Estos resultados son el fruto de un intenso programa de selección aplicado por las líneas genéticas a sus pies de cría y a sus abuelos, para obtener líneas de reproductores capaces de transferirles a su descendencia, los pollos parrilleros, ese extraordinario “vigor híbrido”.

También es necesaria una nutrición adecuada, que les permita expresar todo este potencial genético; una eficaz medicina preventiva y una exigente bioseguridad a fin de prevenir enfermedades infecciosas y parasitarias. No menos importante, es el esmerado cuidado de las condiciones medio ambientales y el uso de los implementos adecuados, así como el correcto y cuidadoso manejo al que son sometidos los pollos durante estos escasos 50 días de crianza.

1

EL MITO

Existe un mito arraigado en el acerbo popular respecto del uso de hormonas en la producción avícola. Suponemos que el origen del mito de las hormonas y el pollo, está relacionado con un hecho ocurrido en la década del 50, diez años antes del comienzo de la avicultura industrial.

En aquellos años se usó en Europa un estrógeno sintético denominado DES, cuya finalidad era “caponizar” (castrar) hormonalmente los pollos machos, para obtener un mayor engorde y una carne más tierna (a las hembras se las destinaba a producir huevos). Este estrógeno sintético se aplicó en varias especies y en avicultura se utilizó engallitos de más de cien días de edad, que en aquel tiempo y a esa edad no pesaban más de 1,700 kg.

Fue una alternativa a la castración quirúrgica que se efectuaba ocasionalmente para lograr aves de 3 kg. en 6 meses y carne relativamente tierna. Se lo aplicaba como un implante en el cogote y la ingestión de los mismos con residuos de esta hormona sintética, dio origen a un caso aislado de ginecomastia que tuvo difusión en textos de medicina.

Aunque ocurrió hace más de 50 años, la historia se popularizó y aflora esporádicamente, basada principalmente en el desconocimiento de cómo se crían, alimentan y qué base genética tienen los pollos hoy.

No se suministran hormonas. El pollo es un animal muy joven que presenta durante todo su periodo de crianza una extraordinaria capacidad de crecimiento. Debido a la edad en la que se faenan los pollos es fisiológicamente imposible que tengan respuesta a la aplicación de hormonas.

2

BREVE EXPLICACIÓN CIENTÍFICA:

La explicación a esta falta de respuesta es muy sencilla. Está demostrado que el mecanismo de acción de los anabólicos hormonales es indirecto, es decir, actúan sobre el “eje somatotrópico del crecimiento”. Lo hacen estimulando los núcleos hipotalámicos encargados de elaborar y secretar el factor de liberación de somatotropina (GHRF), lo que a su vez desencadena la liberación de hormona de crecimiento (STH) por parte de la adenohipófisis. Este aumento de somatotropina circulante estimula la adenilciclasa a nivel de la membrana celular de los hepatocitos, con la consecuente transformación de ATP en AMPcíclico, lo que induce la expresión del gen IGFI, con el consecuente aumento de la producción e increción a la circulación periférica de somatomedinas (IGFI e IGFII) así como la de sus respectivas proteínas plasmáticas transportadoras (IGFBP). Estas somatomedinas circulantes son las responsables de los efectos sistémicos de la STH (Control endocrino del crecimiento). La STH también incrementa la producción local de IFGI y la expresión de los receptores IGFIR en diversos tejidos (óseo, muscular y adiposo), responsables del control paracrino o autocrino del crecimiento.

Ya que se trata de un animal muy joven, el pollo presenta durante todo su período de crianza un “eje somatotrópico del crecimiento” trabajando naturalmente a pleno, con niveles muy altos de somatotropina y somatomedinas circulantes así como de expresión de receptores IGFRI en los tejidos periféricos. Esto torna prácticamente imposible lograr una respuesta, tratando de estimular iatrogénicamente un sistema que se encuentra trabajando a su máximo potencial.

EN CONCLUSIÓN: TODO EL MUNDO PUEDE CONSUMIR POLLO CON ABSOLUTA GARANTÍA Y TRANQUILIDAD. NO TIENEN NINGUN ANABOLICO NI NINGUNA HORMONA AGREGADA DE NINGÚN TIPO.

Solo deben asegurarse que los pollos tengan la identificación del productor responsable y el número oficial de habilitación del establecimiento por SENASA, información que encontrará en la bolsa que lo contiene.

Por qué la carne de pollo es magra

Por qué el pollo de hoy es tan grande y puede seguir creciendo

MITOS
POR QUÉ EL POLLO DE HOY ES TAN GRANDE Y PUEDE SEGUIR CRECIENDO

La historia de la evolución de los animales domésticos se encuentra ligada con la del hombre. Por ejemplo la domesticación del lobo evolucionó hacia las más de 300 razas caninas actuales. El mismo lobo es el ancestro de los Chihuahuas (que pesan entre 1 a 3 kg.), y del Gran Danés (cuyo peso puede ser de 55 kg.). Esto se fue logrando mediante selecciones sucesivas hasta llegar a cada raza.

Lo mismo ocurre con el pollo: el ancestro se llama Gallus bankiva. Se lo fue seleccionando por miles de años, hasta que se lograron razas con distintos objetivos, por ejemplo de combate, ornamentales, para la producción de huevos, para la producción de carne, o doble propósito (para carne y huevos).

El índice de reproducción de las aves es tan alto que, cuando en los perros se necesitan 100 años de trabajo genético, en las aves se logra en solo 10 años.

La avicultura que produce pollos de engorde, toma básicamente 2 (dos) razas inglesas productoras de carne, se reproducen los mejores individuos de generación en generación para incrementar la homocigocidad del material genético de la estirpe.

Luego se cruzan esos animales homocigotas para cada característica, de los que resultan aves, tanto machos como hembras con “vigor híbrido” (no son híbridos verdaderos). Las diferencias son solamente fenotípicas, es decir que no son genéticas, ya que si cruzáramos este pollo con el ancestro Gallus bankiva igual tendrían cría.

La capacidad de reproducción hace que una gallina que produce 150 pollitos por año (que comprende 75 hembras y 75 machos) toda su progenie sucesivamente, en un plazo de 5 años llegaría a una descendencia de 60.000.000 de aves.

Esta característica es la que permite seleccionar intensamente a los individuos que tienen mayor crecimiento, para dejarlos como reproductores.

El crecimiento del pollo es tan grande que un pollito de 1 día que pesa 50 gr. a los 50 días de edad pesará aproximadamente 2,5 kg., esto es porque crece 50 veces su peso.Es lo mismo que si un ternero de 50 kg. al nacer, en 50 días llegara a pesar 2.500 kg.

La heredabilidad del peso tiene un índice del 50%, esto significa que 50% es herencia y 50% ambiente.

En el ambiente influyen la nutrición, el tamaño del huevo, el manejo de la sanidad y el medio ambiente propiamente dicho.

El medio ambiente propiamente dicho es ofrecer al ave un confort tal, que esta no deba recurrir a mecanismos homeostáticos para adaptarse. (Crearles un clima y calidad de aire ideal).

El pollo de campo debe hacer ajustes fisiológicos, de adaptación al medio ambiente. Por ejemplo cuando se expone al frío, para mantener su condición de animal homeotermio, aumenta el catabolismo de sus propias reservas. Cuando se expone al calor sufre un desequilibrio del medio interno, puesto que al no contar con glándulas sudoríparas, debe recurrir al mecanismo del jadeo, que lo llevara a la hiperventilación, esta descomposición lo puede conducir a la muerte.

La característica de la avicultura industrial

Es la de ofrecer a las aves, un ambiente termoneutral, de tal manera que los animales no tienen que recurrir a los mecanismos fisiológicos antes citados. Ello se logra, en condiciones invernales mediante calefacción y ventilación adecuadas. Por otra parte para evitar el estrés por calor, se utilizan mecanismos de enfriamiento y ventilación, que se instalan en los galpones de crianza.

No hay ingeniería genética en el desarrollo de la nuevas líneas, sino permanentes y continuos trabajos de selección en la búsqueda de objetivos predeterminados. Mejor conformación, mayor tamaño de pechuga, huesos más chicos, etc.

Seguramente en los reproductores de hoy se está trabajando en el pollo del año 2010, que será de la misma conformación que el actual, pero sin duda, con mejor perfil para lo que demanda el consumidor.

El pollo del año 1960, el del 2000 y el del 2010 seguirá siendo el resultante de los mismos cuatro pilares.

Buena Genética Buena Alimentación
Producto de un objetivo y un riguroso plan de selección. Materias primas de primera calidad científicamente balanceadas para los requerimientos de proteínas, energía, aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales.
Buena Sanidad Buen Manejo
Estrictas medidas de bioseguridad y profilaxis, sumados a planes de vacunación que transfieren inmunidad parental. Cuidado armónico de las aves, condiciones óptimas de confort ambiental y el desarrollo de equipos y tecnología permanente.

El constante e interrelacionado trabajo en estos 4 pilares ha conseguido que los pollos que en la década del 60 pesaban 2 kg. a los 80 días de edad y consumían 5,800 kg. de alimento en el año 2000 pesen 2,600 kg. en 50 días de edad y consuman 5,200 kg. de alimento.

Como consecuencia de esa evolución, en 35 años (1965-2000) se obtiene un pollo con 600 gramos más de peso en 30 días menos de crianza y consumiendo 600 gramos menos de alimento por pollo.

No obstante el tamaño del “pollo argentino” responde a la demanda del consumidor, que aprecia en ese tamaño un sabor equilibrado e ideal registro de consistencia en su carne.

Mito de las hormonas en los pollos

Qué comen y cómo se alimentan los pollos

MITOS
QUÉ COMEN Y CÓMO SE ALIMENTAN LOS POLLOS

Las aves por su sistema digestivo son clasificadas como monogástricos, esto quiere decir que poseen una baja capacidad de transformación interna de materias primas crudas, por lo que necesitan nutrientes esenciales disponibles para una correcta digestión.

La calidad de las materias primas es fundamental a la hora de la elaboración de alimentos balanceados.

De lo general a lo particular, los alimentos balanceados se diseñan para obtener un resultado productivo excelente teniendo en cuenta los niveles de energía y proteínas a suministrar a las aves.

La energía es aportada por los cereales y las aves la utilizan en el mantenimiento de la temperatura corporal, su deficiencia impide un desarrollo corporal óptimo y su exceso contribuye a la acumulación de grasa.

Las proteínas son aportadas por los cereales y especialmente por los concentrados proteicos resultantes de la extracción de aceites de las oleaginosas, y pasan a formar la parte constitutiva de la masa cárnica corporal.

Ingredientes que se utilizan en Argentina:

En Argentina hay excedente de oferta de ingredientes, se puede cubrir los requerimientos de una fórmula de alimento con solo 4 (cuatro) o 5 (cinco) ingredientes.

Básicamente para el pollo que consumimos se utiliza maíz y soja, pero detallamos a continuación los principales ingredientes que dispone la industria y su aporte en proteína cruda g. y energía en kcal.

Proteína Cruda g. Energía Kcal.
Maíz 8,7 3172
Trigo 11,9 2822
Sorgo 10,1 3116
Harina de gluten de maíz 20,9 1680
Salvado de trigo 15,0 1040
Salvado ext. De arroz 14,7 1410
Poroto soya, calentado 35,6 3010
Torta de soya, 48 (extraído el aceite) 47,3 1945
Torta de girasol, 39 (extraído el aceite) 38,6 1445

Como ingredientes complementarios se utilizan, conchilla molida, ceniza de hueso, aminoácidos esenciales, núcleos minerales y vitamínicos.

La correcta formulación de un alimento balanceado debe tener en cuenta un adecuado balance entre la edad del lote, la energía y la proteína suministrada, esta última está formada por unidades menores llamados aminoácidos, que son los verdaderos limitantes de los valores de proteína a utilizar.

Para que las aves puedan transformar la energía y proteína en carne de alto valor biológico necesitan de componentes menores que ayudan al éxito de esta producción, es el caso de los minerales como el fósforo y el calcio que forman parte del esqueleto de sostén de las aves y de otros minerales menores para el mantenimiento del equilibrio electrolítico como son el sodio, el cloro y el potasio.

En menores proporciones, pero igualmente importantes, es el uso de vitaminas que participan en todos los procesos metabólicos y que no se encuentran en la proporción adecuada en las materias primas que se utiliza en la alimentación. Por esta razón es necesario agregar a la mezcla de los cereales y oleaginosos un complemento vitamínico-mineral para optimizar el uso de los mismos.

Las personas requieren una alimentación adecuada en función de: su conformación, el perfil de su trabajo, (sedentarismo, actividad deportiva, desarrollo de los adolescentes, etc.), el clima donde transcurre su vida (cálido-frío), su edad, etc.

Los profesionales médicos y especialmente los nutricionistas saben como mejor combinar los alimentos y la manera de ingerirlos, para lograr el objetivo ideal en la persona. Así el deportista tendrá desarrollo muscular y energía, quien pasa el día sentado evitará aumentar el peso, otros cuidarán sus arterias, etc.

Hay un objetivo en el profesional y un resultado en la persona (si hiciéramos caso).

Es muy parecida la tarea del Médico Veterinario e Ingeniero Agrónomo especializado en nutrición avícola.

Formula alimento para desarrollar gallinas reproductoras (madres) que tienen períodos de crianza, desarrollo y postura, donde su actividad será intensiva por casi un año y medio de vida.

También debe preparar la alimentación de los pollos (que luego nosotros consumimos) donde se utilizan distintas fases de alimento que aportan los nutrientes de mayor demanda en cada etapa, por ejemplo la fase 1 (iniciador) se provee entre 1 y 10 días de edad, la fase 2 (crecimiento) se suministra entre 10 y 28 días de edad, la fase 3 (engorde) entre 28 y 42 días de edad, y fase 4 (engorde retiro) hasta los 50 días aproximadamente.

La fabricación de alimentos balanceados requiere de un adecuado control de materias primas en la etapa de recepción de las mismas. Esto es el valor de la proteína, la presencia de sustancias tóxicas como micotoxinas, peróxido, fruto de procesos de enranciamiento, malos olores por la baja calidad de almacenamiento. Estos análisis se efectúan en los laboratorios anexos a las plantas de producción como condición previa a la recepción de la materia prima, rechazándosela si no cubre los requisitos de calidad, una vez autorizada su descarga se procede a identificar dichas materias primas para su posterior trazabilidad.

Las materias primas pasan por un proceso de molienda para facilitar la disponibilidad de los nutrientes en el aparato digestivo de las aves, posteriormente se pesan y mezclan en las proporciones indicadas para constituirse por último en lo que indica su nombre, un “alimento balanceado” a la necesidad nutricional de las aves.

Antes de salir de la planta de producción el alimento pasa por la etapa denominada peletizado, donde se realiza un tratamiento térmico para mejorar la digestibilidad de las materias crudas y bajar la carga microbiana, en un proceso similar a la pasteurización de los alimentos. También esta etapa modifica la forma física de los alimentos, tomando la forma similar a los granos pero con una composición ajustada a los requerimientos de los pollos.

Así como la presión en la selección de las aves conduce al logro de los animales ideales, los mismos genetistas que desarrollan las líneas guían a los nutricionistas sobre los requerimientos básicos en proteínas, energía, calcio, fósforo, fibra, etc. que permitirán expresar el máximo vigor de crecimiento de esos pollos

Teniendo bajo control la temperatura y la calidad del aire (ambiente ideal) con galpones y equipos de crianza, el Nutricionista podrá crear una fórmula que responderá plenamente a las expectativas de crecimiento, conformación y calidad del pollo.

NO SE SUMINISTRAN HORMONAS. NO EXISTE EN EL MUNDO HORMONA DE CRECIMIENTO DE POLLO EN FORMA COMERCIAL Y NINGUNA OTRA HORMONA PUEDE HACER CRECER UN POLLO.

Por qué el pollo de hoy es tan grande y puede seguir creciendo

Porqué usted puede estar seguro del pollo que consume

MITOS
POR QUÉ USTED PUEDE ESTAR SEGURO DEL POLLO QUE CONSUME

La Industria Avícola Argentina se ha convertido en una de las más eficientes del mundo.

La incorporación y renovación permanente de tecnología y equipamiento sumado a la capacitación sistemática de sus profesionales, staff técnico y operarios, mantienen a la misma en un constante trabajo de superación por lograr la mejor calidad y la máxima seguridad en los alimentos que produce y entrega diariamente a los consumidores.

Los componentes del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), responsables del 83% de la producción de pollos de Argentina, son integraciones avícolas auditadas y habilitadas por el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria – SENASA.

Las buenas prácticas de manejo (BPM) se utilizan en todos los establecimientos que componen la cadena integrada de la crianza de pollos.

En la década del ´70 comenzó en el mundo entero, el desarrollo de la integración vertical como sistema de producción para la avicultura industrial, el hecho de ser la crianza de pollos una producción integrada verticalmente, ofrece una garantía especial al contar con la información y el seguimiento de todo el período de vida y procesado de los pollos. (TRAZABILIDAD).

Simultáneamente éste sistema de producción permitió enlazar y potenciar los 4 (cuatro) pilares básicas en que se apoya la industria: Genética – Alimentación – Sanidad – Equipamiento y Manejo.

La integración vertical avícola significa que cada empresa cría los reproductores, produce los huevos fértiles de donde nacen los pollitos que se criarán para su faena y venta. Produce el alimento balanceado para todas las edades y todos los tipos de aves (reproductores y parrilleros).

Traza y controla sus programas de bioseguridad, sanidad e inmunidad, como los de seguimientos en control de residuos, microorganismos patógenos y microbiológicos.

Desde 1996 la industria ha incorporado los programas de “Control y Análisis de Riesgos y Puntos Críticos.” (HACCPs).

Cada año son más las empresas que adhieren a este sistema de trabajo donde el compromiso por la calidad, la seguridad y la garantía del producto final involucra a toda la gente que trabaja en la empresa en forma personal y en equipo, con entrenamiento permanente.

Todas las integraciones tienen profesionales responsables de la sanidad(Dres. Veterinarios) de la formulación de alimentos (Dres. Veterinarios e Ing. Agrónomos especializados en nutrición) y de los controles de laboratorios sobre aves vivas, materias primas y producto final terminado (Dres. Veterinarios, Bioquímicos, Ing. en Alimentación, Bromatologos, etc.).

Sobre el producto pollo y sus partes se controla rutinariamente la ausencia de microorganismos patógenos como: Salmonellas ssp, Escherichia Coli ssp, Coliformes, Eterobacterias, Escherichia Coli 0157-H7, Estafilococos ssp, Hongos y Levaduras, Listeria, etc.

En forma diaria se chequea la calidad microbiológica, características organolépticas y vida útil que corroboran el correcto funcionamiento de los programas de control de Punto Críticos (HACCPs) y de las Buenas Prácticas de Manejo (BPM).

El SENASA en cumplimiento de las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y bajo la reglamentación del Codex Internacional, tiene en vigencia el plan CREHA sobre control de residuos.

Estos controles de calidad y residuos, son imprescindibles para respaldar las exportaciones y merece destacarse que no existe además, doble standard sanitario entre Argentina y los países más exigentes del mundo.

Este plan que cubre todos los productos comestibles de origen animal y vegetal, controla por muestras tomadas al azar y analizadas en laboratorios privados de la red SENASA, la existencia de residuos directos o indirectos que pudieran existir.

Por ejemplo: plaguicidas fosforados, plaguicidas clorados, piretriodes, antibióticos, sulfas, coccidiostáticos, anabólicos, metales pesados, etc.

Los resultados de los mismos se encuentran en el SENASA, responden a un plan y se modifican según disposición de organismos internacionales y el SENASA.

Pollo: un alimento confiable desde su origen, producido bajo estrictas normas de calidad con garantía de seguridad.

Verifique siempre la identificación del pollo, el productor responsable y el número oficial de habilitación del establecimiento por SENASA impreso en el envase o en la cucarda fijada en la piel.

Qué comen y cómo se alimentan los pollos

Volver a Mitos

NORMATIVAS

Resolución 1078 - 27/09/1999 - SENASA -

Ley 3959 actualizada

Decreto 4238-1968 (ÍNDICE)

Resolución 498 - 09/11/2001 - SENASA

Resolución 882 - 05/12/2002 - SENASA

Resolución 222 - 05/02/2004 - SAGPyA

Resolución 79 -26/06/2002 - SAGPyA (RENAVI)

Resolución 42 - 10/03/2005 - Ministerio de Asuntos Agrarios Bs. As.

Resolución 529 - 27/06/2002 - SENASA

Resolución 598 - 12/07/2002 - SENASA

Resolución 183 - 17/07/2001 - SENASA

Resolución 81 - 20/03/2000 - Ministerio Agricultura Ganaderia y Alimentacion

Resolución 468 - 23/04/98 - SENASA

Resolución 614 - 13/08/97 - SENASA

Reglamento 1484 - 28/06/1995 - CE

ESTADÍSTICAS

2016

AVES FAENADAS, ENERO A SEPTIEMBRE, SEGÚN SENASA

2015

AVES FAENADAS, ENERO A DICIEMBRE, SEGÚN SENASA

2014

AVES FAENADAS, ENERO A DICIEMBRE, SEGÚN SENASA

2013

AVES FAENADAS, ENERO A DICIEMBRE, según SENASA

2012

AVES FAENADAS, ENERO A DICIEMBRE, según SENASA

2011

Faena mensual

2009

Faena Mensual SENASA desde 2002 a Diciembre de 2009.

Faena por Provincia.

Faena por Día Hábil SENASA

La carne de pollo es parte de una alimentación sana y confiable

APRENDE MÁS